¿Por qué triste? por la afición que fue en busca de un espectáculo lleno de goles. El Etihad Stadium no pudo salir del 0-0. Pocas ocasiones, mucha fricción. Se notó quien salió a buscar el partido desde un principio y fue el Manchester City.

Con un total de 13 disparos, los dirigidos por Pep Guardiola tuvieron dos de las chances más claras para ponerse por delante en el marcador. Un remate de Sergio Agüero en la primera mitad que se estrelló en el larguero. Por último sobre el final, el recién ingresado, Gabriel Jesús, marca el 1-0 pero estaba en en fuera de juego.

El conjunto de José Mourinho, con apenas DOS DISPAROS (si, créalo porque fue así) no estuvo ni cerca del arco defendido por Claudio Bravo. Además, en el minuto 83, sufrió la expulsión del belga, Marouane Fellaini (le dio un cabezazo al Kun tras cruzar una palabras).

Con este misera igualdad, Manchester United llegó a los 24 juegos sin conocer la derrota e igualó la marca de 2009/2010. Por el otro lado, los citizens superan por 1 punto a los Red Devils y, por ahora, están en el repechaje de la UEFA Champions League.

Anuncios